José María Vitier

▪ Pianista, Compositor, Director ▪

Leonardo Acosta

Alguien ha dicho que el piano, ese instrumento de invención casi reciente, se ha convertido hoy casi en sinónimo de la música misma. No lo creo, pero tratándose de José Ma. Vitier, pianista y compositor tan versátil como prolífico, bien podemos valernos de esa opinión y apoyarnos en ella para comenzar este comentario, con cierta lógica, por el piano.

Lo usual sería quizá distinguir al intérprete del compositor, pero esto resulta prácticamente imposible en el caso de José María, pues nos hallamos ante lo que Alejo Carpentier calificaría, con su recordado acento bretón, de “verdadero bloque sin fisuras”.  Sobre la obra para piano de Vitier existe consenso al relacionarlo con las cumbres de la pianística cubana: Saumell, Espadero, Cervantes, Lecuona, Gramatges.  En contraste, hay escasa referencias –si las hay- a la impronta de los pianistas populares cubanos en el estilo de Vitier. Nos atrevemos a mencionar dos, que además contaban con una sólida formación académica: en el ámbito del son, Lilí Martínez y en el danzóny el jazz, Frank Emilio Flynn, seguidor a su vez de Antonio María Romeo (danzón) y Art Tatum (jazz). El mayor de ellos, Chucho Valdés, ha sido inusualmente categórico al referirse a José María Vitier, de quien comenta:

Una depurada técnica (…). Su sonido es tan especial, que aunque no se diga su nombre, se sabe que es José María Vitier; el dominio de los pedales, la dinámica y la forma de interpretar, han hecho de este artista uno de los fuertes pilares de la pianística cubana. Su trabajo como compositor (…) lo han convertido en un consagrado artista.

Chucho sabe lo que dice. Como José María,ha explorado el mundo sonoro de la Isla en busca de sus raíces y esencias. Él sabe lo que es adentrarse en las más arcaicas liturgias y conoce de los trabajos y las búsquedas que han llevado a Vitier por un camino propio, mas con ineludibles puntos de contacto. Es importante recordar el tránsito de José María por el jazz, que de ninguna manera es un acercamiento pasajero,(..) y Vitier se solaza igualmente con la habanera, el danzón, el son, la trova y el bolero, partes de un mismo entramado histórico-musical.

Leonardo Acosta

Musicólogo