José María Vitier

▪ Pianista, Compositor, Director ▪

CUENTOS CANTADOS

CUENTOS CANTADOS

CANCIONES DE JOSÉ MARÍA VITIER

VERSOS DE MIRTA AGUIRRE.

INTERPRETADOS POR PABLO MILANES Y MARIA FELICIA PEREZ

 

Todos nosotros somos niños y sabemos por eso cuanto debemos saber de la poesía.

Sabemos que es aquello que nos hace reír o llorar de alegría.  Porque sucede que a veces la alegría es tan grande, que no cabe en la risa y se nos desborda en lágrimas.

He dicho que todos somos niños.  Hasta lo son  aquellos hombres y mujeres que han hecho posible este “objeto”. Pues han tenido el valor y la pureza de corazón que sirven para abrigar y salvar a los niños que llevan dentro.

Mirta Aguirre, que escribió los poemas, fue mi amiga y una mujer a quien aún en su madurez le saltaba adentro la niña traviesa que había sido.

Poemas, ya lo sabemos, son unas composiciones escritas en renglones cortos – no como esos largos que van de un lado a otro de la página y llamamos prosa.

Los renglones cortos se llaman versos.  Son cortos porque así tienen un vaivén o ritmo, una especie de melodía que nos los hacen más agradables y fáciles de recordar, por ejemplo:

Limón, limonero,

las niñas primero.

Muy distinto de:

“Las niñas, queridos compañeros, aparte de mucho más lindas, son más débiles que nosotros y siempre debemos tener la cortesía… (etc.)”

Pero, aparte de esa primera música que “oímos” con los ojos, muy adentro del poema hay escondida otra música que es nada menos que el significado del poema.  No lo entendemos con la inteligencia como, por ejemplo, entendemos la frase “dos y dos son cuatro”.  La entendemos con el corazón, nada menos.  Nos sería muy difícil explicar en palabras este significado, pero nos apoderamos de él.

José María Vitier es uno de esos hombres excepcionales que tuvieron el coraje de defender a su niño contra cualquier tipo de ambiciones y falsedades. Debemos aclarar que a todo niño de veras puro lo acompaña un duendecito al que llamamos genio.  Cada niño y cada niña tiene el suyo.

El genio de Mirta Aguirre escondió en cada uno de sus poemas esa música que hemos llamado su “significado”.  Y el genio de José María le permitió hacer que ese significado sonara.  Fíjense bien:

Una cosa es poner música a una letra, y otra cosa es hacer que suene la música del poema – o más bien, la música que es el poema. José María ha hecho algo que a muy pocos “se les da”.  Y así ha rendido a Mirta Aguirre el más bello de los homenajes.

Pero, ¿qué habría sido de todo el trabajo si no hubiese habido un joven llamado Pablo Milanés, y una muchacha llamada María Felicia, con sus propios niños muy atentos a todo, y cada cual con su “genio” al lado, que nos permitieran oír la silenciosa música de Mirta y las espléndidas sonoridades de José María como un todo cuya plenitud nos satisface, y alegra, y enorgullece?

Ni una palabra más. El niño que llevo adentro está impaciente porque empiece la fiesta.

Eliseo Diego.

 

Para mi hijo José Adrián, que es para siempre, el niño de estas canciones………

José María Vitier

 

Agradecimientos:

Pablo Milanés,  fue el aliento fundamental que hizo posible este disco.

Su  Fundación PM fue nuestro único y suficiente sostén.

Su voz nos inspiró a todos.

Sea para él nuestra más ferviente gratitud.

 

José María y Silvia

 

TODA LA MÚSICA HA SIDO COMPUESTA Y ORQUESTADA POR JOSÉ MARÍA VITIER.

 

Pianos y teclados: José María Vitier

Violín y voz del rap: Dagoberto González

Percusión: Eugenio Arango

Coro Exaudi

Grabaciones y mezcla: Jerzy Belc

Producción: Silvia Rodríguez Rivero

Dirección musical: José María Vitier

Ilustraciones: Tulio Raggi

Diseño:

Fotos: Liset Solórzano

 

Este disco fue auspiciado y financiado por la Fundación Pablo Milanés en 1994.

Grabado en la Habana, 1994 en los estudios de  San Miguel,  EGREM, Ciudad de la Habana, Cuba.

 

CD 2008 PM Records (1992).  CD MID 0073 MILAN (1996).  DM 202CD DISCMEDI BLAU (1996). 

Contiene: Canciones para niños con música de José María Vitier y textos de Mirta Aguirre.  Intérpretes: Pablo Milanés y María Felicia Pérez, voces.